miércoles, 15 de octubre de 2008

Salidas de campo: próximo jueves 16 de octubre


Como os decía en la anterior clase, cuando leíamos sobre nuestros deseos en educación artística, parte de nuestro estudio le corresponde "salir sabiendo pensar nuestro tiempo, cada uno desde su actividad" como decía Cristina Lucas en el suplemento "El Cultural". Nuestro acercamiento a la cultura no es un maquillaje y por eso desde la clase de Proyectos II fomentaré activamente (en lo que esté en mi mano) que tenga lugar un acercamiento al siglo XXI, desde la experiencia directa. En este sentido se enmarcan las "salidas de campo" que tendrán lugar en esta asignatura.
Comenzamos con un acontecimiento que parece pensado para vosotros en estos días de buscar formatos para presentarse a los demás. Pecha Kucha es un evento informal donde creadores de diferentes áreas se reúnen para exponer sus trabajos, generar nuevos contactos y expandir redes de colaboración. Esta propuesta la hacen con una estructura fija: cada uno se presenta con 20 imágenes que se mantienen durante 20 segundos cada una. Es decir, cada presentación dura 6 minutos 40 segundos.

12 comentarios:

  1. Soy Diego Ríos. Me gusta esto de estrenar los comentarios. Teniendo en cuenta que no escribo en caliente, no llevé mi anotador y escribo esto una semana después, lo cual supongo una clara ventaja, lo que mejor se me ha quedado grabado en la memoria de la presentación de los artistas en Pecha Kucha (además del viaje en el Panda de luxe de Lila) es cuando Josechu Dávila, enseñando un cuadro en el que sólo había pintado como figura central algo así como un estante blanco de IKEA colocado sobre una pared también blanca, dijo: “este es un cuadro de minimalismo hiperrealista, es absurdo, pero es así” provocando grandes carcajadas.
    Sé que jugaba todo el tiempo con la ironía y de ahí las risas, pero no creo que tenga nada de absurdo calificar esa obra de minimalismo hiperrealista, sino todo lo contrario: todo el sentido de esa obra está en calificarla de esta manera.
    O mejor dicho, esa obra sólo adquiere sentido, y se salva de caer sólo en la ironía, al calificarla de esta manera.
    Algo absurdo es algo que carece de sentido. El arte es arte porque crea sentido. Hay arte del absurdo, es decir, arte donde se crea el sentido del absurdo (como Beckett), pero no arte absurdo, que en sí es un oxímoron. Hay sí arte del oxímoron, como en este caso, donde el sentido mismo de la obra es crear un oxímoron: el minimalismo hiperrealista.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con lo que Diego dice. De los ponentes el que más me llamo la tención, tal vez por el enfoque artístico,o por el humor. Saber provocar carcajadas y pensar a la vez, de lo mejor que se puede hacer, pienso yo... Por otro lado tal vez, a parte del espacio donde se todo se desarrollaba, fantástico y super interesante como lugar de trabajo, todo lo que se dijo no tenía desperdicio, tal vez un exceso de banalidad en temas serios como el problema del petróleo relacionado con el... titánic???Aún así el formato de la actividad es destacable, porque llega, más que nada, con un monólogo de unos minutos y de manera dinámica, como un spot para que no se vaya la atención. Lo único que no estoy de acuerdo con que no tenían ninguna ambición intelectual, como se dijo, más bien todo lo contrario.
    maría rguez collado

    ResponderEliminar
  3. Pues empezaré diciendo como Diego , que menciona el viaje del panda, que la salida al Pecha Kucha sirvió además de conocer las propuestas del studio banana, para acercarme más a compañeros de clase. En el coche de Gracia, Raquel, Ana y yo comentabamos que de otra forma entregaríamos los trabajos en clase y nos iriamos a casa sin más, y de esta forma continuamos en contacto aún fuera, en un entorno no habitual.Supongo que es ese también el objetivo, pero no quería dejar de comentarlo aunque sea muy evidente.
    De las propuestas, mi favorita: Karen M´Closkey. Qué capacidad de sintesis y concrección para explicar proyectos tan complejos en segundos!Desde la casa que mutaba a la academia de danza-museo. Ideas escpectaculares, concretas, bien definidas y factibles (pienso yo) ¿qué más se puede pedir?
    Hubo quien me dejó un poco a cuadros, hablando del hombre que hacía maquetas de la guerra civil remix cultura pop - super heroes. La guerra está más que explotada, miremos al futuro no?
    ana g.marina

    ResponderEliminar
  4. A parte de todo lo que ya se ha dicho en los comentarios anteriores sobre el formato,la claridad de los proyectos expuestos,la sintetizacion,etc... He de reconocer que las diversas "presentaciones" me hicieron seguir pensando tras salir de ahí, creo que eso es lo que lo convierte en importante. Si ves algo y cuando se acaba se esfuma de la mente, algo ha fallado. Pero si se hace un huequito en la cabeza y perdura...
    Por otra parte, fue una manera de "cambiar" mi punto de vista hacia los arquitectos. No se claramente como explicarlo, pero esquematizandolo mucho podría decir que me sorprendieron muchisimo la mayoría de los proyectos arquitectónicos que presentaron, me parecieron bastante "humanos".
    Helena Losada

    ResponderEliminar
  5. Buenas a todos. Me gustaría hacer un pequeño inciso sobre el encuentro que tuvo lugar el jueves 17 en un pequeño local de Valdeacederas.
    Con respecto a ésto que venimos diciendo de que el arte abarca muchos aspecto de la vida, creo que la presentación del artista Rafael Canogar McKenzie es un buen ejemplo de ello.
    Su exposición estaba relacionada con los recursos de petróleo del planeta: su agotamiento, sus usos, y diferentes cuestiones que, sin duda preocupan a todos.
    En este sentido, y teniendo en cuenta que sus imágenes sacadas de internet y sus gráficos, estaban más orientados hacia una cociencia económica más que artística, no me parece en absoluto la mejor forma de tratar un tema ecológico en una exposición de este tipo.
    Como resumen, diré que me chocó tanto el planteamiento del tema como su desarrollo. El artista lo resolvió con unas palabras que parecían salir más bien de un ingeniero comercial de automóviles que de una persona preocupada por el medio ambiente y por generar una conciecia ecológica dentro del medio artístico.
    Hasta aquí mi comentario, en el que además quiero destacar la actividad en sí, como una buena forma de aglutinar distintos medios y disciplinas artísticas y presentarlas al público común de una forma amena y abierta.

    Carmen Lomas

    ResponderEliminar
  6. Sergio Menéndezlunes, 27 octubre, 2008

    Buenas tardes, aquí mis líneas sobre Pecha Kucha.

    La actividad de salida de campo me pareció positiva, ya que el conocer otros testimonios siempre previene del peligro de una endogamia del discurso en clase al ser un grupo cerrado.
    Nunca había estado en el Studio Banana, y la verdad es que tiene pinta de ser un sitio muy agradable para trabajar (no lo fue tanto como anfiteatro).
    En cuanto a los oradores solo ví los tres primeros, y comparto con todos la visión interesante de Josechu Davila. Me parece curioso el juego que hacía de “quitar contenido” a las cosas, cuando lo que en realidad hacía era mostrar el contenido y la connotación que tiene todo lo que “rodea” las cosas. El tono de paradoja de sus obras me pareció un vehículo perfecto para transmitirlo.
    Sobre el Pecha Kucha, es un protocolo que nunca había visto, y me parece que, aunque corra el riesgo de interpretarse como algo frívolo en algunos temas (petróleo-Titanic), el resultado es positivo ya que te permite conocer el discurso de otras personas sintéticamente (y luego tomar nota de los que te interesan y buscar información más detallada) y a su vez tienes la tranquilidad de que si uno de los oradores te parece un bodrio (no fue el caso) no te robará más de 5 minutos.

    ResponderEliminar
  7. hola a todos. sólo me quedé a los tres primeros. voy a intentar sintetizarlos.
    josechu dávila. interesante. estoy de acuerdo con diego en su reflexión sobre el absurdo, pero creo que la obra de este chico no giraba exactamente en torno a eso. para mi la clave fue las relaciones matemáticas que incluía en formatos artísticos. incluía cosas como el número "fi" que no se refierem a aspectos formales sino a relaciones entre elementos, es decir, a cosas invisibles como imágenes, y que sin embargo rigen la naturaleza de las formas, que él trataba de hacer visibles en cuadros.creo que un trabajo un poco complejo para explicarlo en tan poco tiempo.
    rafael canogar: de acuerdo con la mayoría que piensan que fue algo banal, yo diría evidente, una comparación que creo que no aportaba nada nuevo sobre lo que reflexionar. alguien dijo que más que un artista parecía un ingeniero; de hecho el tipo es doctor en matemáticas...
    victoria acebo y angel alonso. me pareció casi el más interesante. una arquitectura muy estudiada conceptualmente y desde luego respondiendo a las necesidades del que va a vivir o usar el "edificio" y al entorno. (qué es como debiera ser toda la arquitectura pero todos sabemos que no es así en la mayoría de los casos).

    ResponderEliminar
  8. Hola! Repasando los comentarios anteriores, me uno al entusiasmo que despertó la presentación de Josechu Dávila en el Studio Banana (conciso e irónico sin por ello ser superficial). No me apunté los nombres de los ponentes, pero me quedé con una impresión general del evento más bien positiva. Bien es cierto que me llamó la atención la introducción que se hizo al principio: se planteaba como una reunión de amigos, con un formato de presentación muy conciso pero no por ello limitador, y (tal y como alguien indica un poco más arriba), un evento sin "ninguna pretensión intelectual". Ciertamente, el tener que presentar tu trabajo en 6 min y con una cerveza en la mano no propicia una presentación convencional, pero no me gustó esa remarcación que me sonó más a "contenido intelectual" relacionado con "pretencioso" o "pedante". Las presentaciones tenían su contenido, (quizás algunas más que otras), pero, ¿por qué obviar eso para que sea algo distendido?
    En cualquier caso, me pareció un evento muy original e interesante, aunque eché de menos la posibilidad de la tradicional ronda de preguntas por parte del público.

    Queralt

    ResponderEliminar
  9. JOsechu Davila, una presentación simpática , cercana a cualquiera de nosotros, un tipo irónico. Me queda en la memoria una de sus imagenes proyectadas, esa en la que cubre de blanco un cuadro recogido en un anticuario. Alabo la acción , más tal vez si me apoyo en la cita;
    "El suyo es un tipo de creación que en ocasiones huye de la fisicidad de la obra de arte, del objeto, para adentrarse en terrenos que en principio no le pertenecen para así obligar al espectador a tomar noción de realidades igualmente circundantes si bien imperceptibles"
    cito a Javier Hontoria en EL CULTURAL
    Y es por esto que me cautivó la instantanea que formaba parte de su presentación por las caras de circunstancia ajenas al entendimiento( a mi entender) de las 6 personas presentes en su acción.

    A proposito de Roberto Canogar os cuento que a esta presentación en BANANA me acompañó Raquel, una amiga Alicantina de la infancia. al salir me comentaba entusiasmada, lo muchisimo que le habia impresionado este hombre. Yo en cambio encontré su intervención "curiosa,informativa" pero en absoluto la catalogaría, como esta economista amiga mia, de imaginativa y artistica.Puntos de vista, centro mi atención sobre esto. Abrir la mente y entender más allá de nuestro entendimiento.
    Me encantó saber españoles a los diseñadores de carteles de cine.
    Hubo alguien,tras semana y media solo queda en mi cabeza que era alguien, que presentó unas diapositivas de líneas y puntos, la cartografía de algo...la imagen se me ha quedado grabada y la he hecho mia, la garabateo constantemente pero no logro recordar su significado.

    Por último no recuerdo el nombre de los arquitectos, si en cambio, que la ponente vestia de verde, me encantó la idea del edificio de doble función. Me dió que pensar, el aprovechamiento de espacios, la construcción inteligente, el hueco como protagonista...
    ana rodriguez

    ResponderEliminar
  10. Hola, comparto los comentarios sobre Davila (ironía exitosa), pero la presentación que más me impresionó en retina y cerebro fue la de Victoria Acebo y sus proyectos arquitectónicos. En primer lugar, porque me pareció concisa, clara y para el poco tiempo que tenían, eso me pareció dificil de conseguir (tenía muy buena capacidad de síntesis). En segundo lugar, sus propuestas eran muy interesantes, y destaco la de los edificios de viviendas que podían "tunearse"...ya basta de tanto ladrillo, ladrillo y más ladrillo!! Qué sosos somos!, podríamos copiar de algunos países latinoamericanos y llenar las viviendas de color, no sólo por dentro, sino por fuera...bueno, que me disperso...
    En cuento al formato, dinámico es, pero quizá demasiado para algunas propuestas. Lo que me pareció muy positivo es el hecho de dar cabida a varias manifestaciones artísticas. Siento que quizá la intención es que los diversos campos del arte no sientan que están desligados, cosa que, generalmente, se da bastante entre artistas y no debiera ser así.
    Por último, comentar mi agrado por realizar estas salidas de campo...¡Nunca es tarde si la dicha es buena! Ya podía tomar nota el resto de la Facultad!
    Raquel

    ResponderEliminar
  11. Hola, me incorporo a los comentarios, aunque un poco tarde. Coincido con todos en general en destacar a Josechu Dávila y Victoria Acebo (la arquitecta de verde).
    De Dávila me gustaron mucho sus ideas de 'sustracción de contenido' y traslado de polvo de museos para llevarlo a otras instituciones y ponerlo 'en suspension' en el marco de una obra artistica...me parece irónico, pero más que humorístico creo que tiene unos conceptos e ideas que son creativas y audaces, que hacen reflexionar acerca del lenguaje artistico, del mundo del arte...
    Quizas lo 'artístico' de un proyecto esté en su creatividad, en la idea o concepto, frente a la plasticidad o estética del objeto artístico tradicional...;y la calidad en qué es lo que plantea y si esto es relevante e interesante para la sociedad, entonces podremos darle un valor.
    Y se ve en trabajos como el de Dávila que el renunciar/rechazar/transgredir o poner en segundo plano el objeto/resultado artistico no tiene porque perjudicar al arte, es decir, que por renunciar al arte tradicional, no tenemos porque perder toda coherencia.
    Podemos seguir criticando y valorando lo artístico, decidiendo con qué criterios hacerlo.
    Julia

    ResponderEliminar
  12. Si os interesa el trabajo de Josechu Dávila, mirad su página web, www.josechudavila.com
    "expoinstalacion para tontos" me parece buenisimo
    Julia

    ResponderEliminar