jueves, 4 de diciembre de 2008

Rembrandt, pintor de historias



¡Qué alegría poder hacer esta salida y tener a Mercedes Replinger con nosotros!
La idea es la siguiente: ir a visitar la exposición y a la salida acudir a algún bar en la zona y charlar (entre otros temas posibles) sobre Rembrandt, "ser modernos", "ser paletos" y otros asuntos de la pintura.

La cita tendrá lugar a las 17:15 horas en la Puerta de Goya: ser extremadamente PUNTUALES y llevar vuestro carnet de la Facultad.

video

3 comentarios:

  1. hola...
    como esta entrada ha desaparecido muy pronto de la primera página (cada vez hay más noticias y más de prisa!), no sé si alguien más verá esto o se seguirá acordando de la salida...
    Sólo quería comentar que, dejando a un lado que Rembrandt es Rembrandt, y es siempre impresionante ver estos cuadros "en vivo", la exposición me pareció un poco floja, un poco sin sentido. Había cuadros de la colección permanente del prado que, sinceramente, parecían puestos allí porque el comisario "los tenía a mano". Eso me hizo pensar en uno de los pilares de esta asignatura de proyectos, en el que Lila nos ha insistido mucho: el "por qué". ¿por qué había un bufón de Velázquez, y un apostol de ribera, y otros tantos cuadros de Rubens? En los cartelitos sólo decía que es que eran "de la misma época", o bebían de las mismas corrientes, o que se parecían (¿¡!). Me parecieron razones muy pobres para meter cuadros en una exposición. Por esa regla de tres, cualquier cosa de la época podría haber sido válida.
    En fin, quizás no me enteré bien porque no conozco a Rembrandt muy a fondo, y haya que esperar a la clase de Mercedes, pero el caso es que de pronto me encontré en salas llenas a partes iguales de cuadros y de turistas, y me pareció que el arte quedaba muy muy pequeño al lado de tanta parafernalia.
    (esto lo añado ahora, porque en la cafetería no me llegaba muy bien la conversación que estábais sosteniendo)

    ResponderEliminar
  2. Era un poco agobiante la cantidad de gente que había en la sala, y no se podía ver la exposición cómodamente...pero bueno, esto suele pasar. Yo tampoco acabé de entender la conexión de los cuadros de Rubens con los de Rembrandt, creo recordar que lei algo de que se veia la influencia el uno en el otro,...pero yo no la veia...
    Lo que mejor recuerdo es el cuadro del santo de Rivera, tenebrista, me pareció muy atractivo por la teatralidad.

    ResponderEliminar